FUNCIONAMIENTO DE UNA INSTALACIÓN DE AUTOCONSUMO FOTOVOLTÁICO

Instalación de autoconsumo fotovoltáico

Instalación de autoconsumo fotovoltáico

La bajada de precios de las placas solares, la nueva legislación y las subvenciones existentes hacen que cada vez más hayan más hogares que se interesen por el funcionamiento de una instalación de autoconsumo fotovoltáico. Su empleo asegura vivir del sol sin renunciar a ninguna comodidad moderna. Y siempre con una energía limpia que permite ahorrar en la factura de la luz.

Su funcionamiento es muy sencillo. Las placas solares se instalan en los tejados de una casa aislada o de una comunidad de vecinos. Se conectan al sistema eléctrico del hogar a través de una serie de dipositivos que sirven para “traducir” la energía del sol colectada ahí arriba y otros para almacenar los excedentes o devolverlos a la red.

¿Qué son las placas solares?

Son unos paneles de células de silicio alojadas sobre diferentes aleaciones vítreas que son capaces de aguantar altísimas temperaturas al estar expuestas directamente al sol. Éstas están colocadas en el ángulo más pertinente para absorber la mayor cantidad de energía solar posible. Así su función no es otra que llenarse de sol y transformar esa energía 100% limpia en electricidad. Hay incluso paneles que en su cara interna tienen una lámina transparente de manera que multiplican su capacidad de generación de energía.

Tipos de placas solares

Las placas solares son distintas según los materiales con los que se fabrican. Los hay monocristalinos, policristalinos y amorfos. El origen de todo está en los paneles solares de silicio monocristalino que comenzaron a desarrollarse a mitad del siglo pasado en el entorno aeroespacial. Los paneles solares de sicilio policristalino emplean también silicio puro y múltiples cristales sobre un molde cuadrado, generando células cuadrangulares perfectas. Entre las principales ventajas de esta instalción de autoconsumo fotovoltáico está su capacidad para colectar energía solar aunque el dispositivo se encuentre cubierto por sombra o por nieve. Por su parte, los paneles solares de silicio amorfo precisan el doble de tamaño para conseguir captar la misma potencia de energía solar. Son más baratos, pero su rendimiento no es comparable con los paneles de silicio cristalino.

Existen otro tipo de placas solares conocidas como colectores solares. Paneles que absorben energía para que podamos disponer de agua caliente sanitaria, calefacción y climatización.

¿Cómo funciona una instalación de autoconsumo fotovoltáico?

Carga solar. A mediodía, la capacidad de carga es alta y un buen flujo de energía constante llega a las placas solares. Por la tarde, esta capacidad va decreciendo hasta llegar el ocaso. Es entonces cuando entran en juego las baterías.

Almacenamiento. Las baterías solares son diseñadas para almacenar la energía del sol y servirla durante la noche o los días nublados.

Consumos. Los usuarios de un hogar solar deben familiarizarse con ciertos conceptos, calculando sus consumos de luz para dimensionar la instalación. Pasada esta fase, el funcionamiento es parecido a vigilar la carga del smartphone y adecuar su uso. Para ello, la app Asistente Smart de Iberdrola ayuda a controlar dicho consumo y ahorrar conociendo las rutinas eléctricas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *