CONSUMO DE CADA ELECTRODOMÉSTICO

Consumo de cada electrodoméstico

Si cuando te llega la factura mensual te preguntas cómo gastar menos en luz, sigue leyendo este post y descubre el consumo de cada electroméstico de tu hogar. Y es que todo va sumando y éstos son un grueso más que importante en el coste final de la factura. Por eso, dependiendo de la hora a la que estén conectados, pueden suponer un ahorro considerable.

Cómo se mide el consumo de los electrodomésticos

Lo primero que debemos hacer es mirar la pegatina energética de cada electrodoméstico. En ella podremos estudiar tanto los W que consume a pleno rendimiento o el gasto máximo en kWh que tendría si lo tuvieramos en marcha todo un año a pleno rendimiento. Esto se conoce como kWh/año. Pero si queremos saber qué consume exactamente, lo mejor es emplear un medidor de energía en el enchufe. Este aparato nos permitirá ver el consumo real, cuánto ha consumido en una hora y el precio por kWh.

Consumo de cada electrodoméstico

Si bien es verdad que hay electrodomésticos, como la nevera, que están siempre encendidos, hay otros que sí podemos elegir cuándo ponerlos en marcha. En cualquiera de los casos, la diferencia entre comprar un electrodoméstico eficiente de otro que no lo sea es vital. Así, y a pesar que los consumos que vamos a ver son estimados, nos servirán para hacernos una buena idea de cuál es el consumo de cada electrodoméstico.

Consumo del lavavajillas

Junto al frigorifico, el lavavajillas es uno de los electrodomésticos del hogar que más luz suele gastar. Su consumo suele estar sobre los 200 kWh/año. No obstante, si compramos uno eficiente, podemos rebajar el consumo a los 300 kWh/año.

Consumo de la lavadora

La lavadora es otro de los electrodomésticos top del consumo en casa. Si elegimos uno con una clasificación energética E o superior, puede consumir alrededor de 150kWh/año. Por contra, si elegimos un modelo poco eficiente, puede consumir hasta 3 veces más.

Consumo del aire acondicionado

En este caso, el consumo depende más de la potencia empleada que de la eficiencia (aunque no deja de ser importante). Los equipos más sencillos consumen en torno a los 900 W, mientras que los más potentes alcanzan los 3000W.

Consumo de la plancha

La mayoría de los modelos de plancha gastan mucha energía, alrededor de los 2000W (los modelos más simples) hasta los 3000 W los de mejor categoría.

Consumo del microondas

Al igual que ocurre con otros electrodomésticos, en el microondas también podemos regular la potencia. Lo habitual es que éstos consuman de unos 700W a los 1500W los más potentes.

Consumo del horno En cuanto a este tipo de electrodomésticos, podemos encontrar en el mercado modelos de 1200W (los más sencillos y eficientes) a otros mucho más potentes que pueden alcanzar los 2000W.

Consumo de la vitrocerámica

Lo habitual en las vitros es que tengan un consumo de entre 900W y 2000W, dependiendo de sus características.

Consumo de la televisión

Su consumo depende de la tecnología que lleven incorporada en su interior. El consumo medio es de 150W (los más eficientes) a 400W los menos. Este tipo de electrodoméstico tampoco se mide en kWh/año.

Consumo del secador de pelo

Es otro de los electrodomésticos que convierte la electricidad en calor por lo que es complicado encontrar modelos eficientes. Lo normal es que su consumo esté en torno a los 2000W.

Consumo de las bombillas

Conocer el consumo de este artículo no es nada complicado. Solo hay que fijarse en su voltaje y multiplicarlo por el número de bombillas conectadas al mismo tiempo. Importantísimo el uso de bombillas LED.

Al margen del consumo de los electrodomésticos señalados, es muy importante tener en cuenta el conocido como comsumo fantasma. El comsumo fantasma es aquel que gastan los aparatos o dispositivos que están conectados a la red sin funcionar. Es decir, los que están en reposo, suspensión o stand-by. Los más comunes: el LED de la tv, una consola en reposo, los RGB del ordenador, etc. De hecho se calcula que cada hogar consume al año unos 3.000 kWh en este tipo de consumo fantasma. Para reducirlo, podemos hacer lo siguiente: comprar regletas inteligentes o con interruptor, usar temporizadores o dispositivos que eliminen este stand-by.

No obstante, si no quieres estar pendiente del consumo de cada electrodoméstico, ponte en contacto con cualquiera de nuestras oficinas y te informaremos de las diferentes tarifas fijas que ofrecemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *